• Home
  • Blog
  • ¿Menos política, más carácter?

¿Menos política, más carácter?

En poco más de un mes habrá elecciones en el Estado de México y en Coahuila. Las calles y los canales de comunicación están saturados por propaganda política.

El otro día venía manejando mi automóvil y cuando el semáforo se puso en rojo, empecé a ver algunos espectaculares al azar y a leer algunos de sus contenidos o mensajes. Uno de ellos, el del candidato del PRI, Miguel Angel Riquelme, llamó mi atención por el slogan o lema de su campaña que dice así:

"Menos política, más carácter"

Y pensé por un momento: "política y carácter no son palabras antónimas". Sí lo son "más y menos", aunque no son las palabras claves en esa oración.

Tampoco encontré que política y carácter sean palabras que en esencia busquen oponerse o contradecirse.

Por un lado (tomado de la Wikipedia), la política es la actividad de los que gobiernan o aspiran a gobernar los asuntos que afectan a la sociedad o a un país.
Así que en realidad la palabra política no es mala, pero la sociedad asocia el significado de política con conceptos negativos como corrupción, robo, abuso de poder, etc.

Por otro lado (también tomado de la Wikipedia), el carácter es el conjunto de rasgos, cualidades o circunstancias que indican la naturaleza propia de una cosa o la manera de pensar y actuar de una persona o una colectividad, y por los que se distingue de las demás. Sin embargo, la palabra carácter sin un contexto claro y bien definido, queda flotando y es muy ambigua ya que esos "rasgos, cualidades o circunstancias" pueden ser utilizados en contra de su campaña. Por ejemplo, el carácter del "nuevo PRI" se asocia con una forma de abuso del poder y por la incapacidad de dar resultados a los ciudadanos.

Así que no pude realmente entender qué mensaje quisieron decir los publicistas con la campaña de este político. Siguiendo la línea de la campaña, yo hubiera jugado con palabras que pudieran ser antónimas para que al agregar  las palabras "más" y "menos" a la frase, hubieran dado un mayor énfasis e impacto al significado. Por ejemplo, quizás yo hubiera dicho algo como:

  • "Menos choro, más determinación"
  • "Menos palabras y más acción"

O quizás, hubiera quitado las palabras antónimas y solo hubiera dejado solo una de las palabras complementarias:

  • "Más empleos, más educación"
  • "Menos corrupción, menos inseguridad"

Al final, creo que la labor del publicista no es fácil y tratar de exponer una idea en una frase tan corta es muy complejo, aunque también creo que hay muchos publicistas que pareciera que las ideas se les agotan muy fácilmente o no analizan el significado de lo que escriben y se van con la idea de "suena padre", y eso al final es algo delicado en los niveles de impacto que puede tener con el cliente y el público al que va dirigido el mensaje.